GuidePedia

0

Si estás comenzando los trámites de una empresa, quizás estés dudando si constituír una empresa como sociedad limitada o ilimitada. Cada una de ellas estará más indicada para un perfil profesional así como para unos objetivos.

Si eres una persona individual que ha querido confiarle una idea a varias personas o socios, quizás tu mejor elección sea la Sociedad Limitada o S.L de manera abreviada. Al ser como bien dice la misma palabra una sociedad más acotada, no tendrás tanto riesgo de perder tus bienes, como podría pasar con la ilimitada.

Sin embargo si quieres constituír una empresa tú solo/a, podrás comenzar a crearla como autónomo/a, sobre todo si estás en el comienzo de tu actividad profesional. De esta manera llevar las cuentas, será mucho más fácil, dentro de las obligaciones y la responsabilidad que requieren todas las necesidades jurídicas. Si lo necesitas, deberás contactar con un asesor para que te ayude a procesar toda la información.


Publicar un comentario en la entrada

 
Top